Naturales

Ella tuvo septillizos en 1997… Mira cómo lucen 19 años después…

Muchas veces vemos parejas sonrientes caminando de la mano y juzgamos lo que vemos a simple vista creyendo que tienen una vida plena y feliz, a decir verdad logramos sentir un poco de envidia pero la realidad muchas veces puede ser otra, a pesar de sonreír podrían estar pasando por un duro momento, así como les sucedía a Bobbi y Kenny, quienes tenían solamente una hija pero deseaban tener más, sin embargo, esto les resultaba sumamente difícil, pues tras varios intentos no lograban nada y solo sufrían en silencio.

Gracias a la tecnología, el sueño de este matrimonio se volvió una realidad. Recurrieron a la inseminación artificial pero nunca contaron con que los 7 embriones serían fecundados y aunque estaba consientes de los riesgos y lo duro que sería tenerlos a todos, decidieron continuar adelante con el embarazo.

En 1997 los siete bebés nacieron muy sanos y no hubo complicaciones durante el parto. Los padres decidieron los nombres de Ken, Natalie, Nathan, Alexis, Brandon, Joel y Kelsey. La familia había aumentado considerablemente.

De principio todo iba muy bien, parecían una familia muy feliz pero con el paso del tiempo Kenny no pudo con la carga. Debía trabajar todo el día e incluso horas extras para poder solventar todos los gastos del hogar. Se sentía agotado pues nunca parecía ser suficiente y a pesar de ¨amar¨ a su familia, decidió tirar la toalla y abandonar a su familia.

Se marchó y dejó a su suerte a su familia. Bobbi desesperada buscó ayuda de alguna u otra forma,  en ese entonces Bill Clinton estaba como presidente y mientras él apoyó con la educación de los ocho niños, empresas privadas apoyaron con donativos de diferente índole. Sin embargo, esto no fue por mucho tiempo, pues la distancia y la soledad hicieron reflexionar a Kenny y el amor que le tenía a su familia lo hizo volver para afrontar todos los problemas junto de la mano de su esposa. Ambos tomaron la batuta y lucharon para sacar adelante a su familia.

El tiempo ha trascurrido y ahora todos son adultos, han cumplido la edad de 19 y se han graduado de la preparatoria. Han sido excelentes estudiantes, hijos e incluso cada uno cuenta con un empleo. Seis de ellos han decidido entrar a la universidad y otro ha decidido ir al ejército.

Sin duda estos valientes padres merecen reconocimiento, pues su perseverancia, su esfuerzo e ingenio los ayudaron para sacar adelante a su familia y aunque de principio no fue fácil, han logrado excelentes resultados. Bobbi y Kenny han tenido la mejor de las pagas: el amor y apoyo incondicional de sus hijos, además, todos son jóvenes de bien que valoran mucho lo que han hecho por ellos. Ellos están muy orgullosos de sus hijos y ellos de sus padres. Han hecho muy buen equipo y juntos han sabido enfrentar todas las adversidades. Estos padres definitivamente valen oro, pues supieron afrontar las adversidades.

[pin_follow username="Saludvidayamorr" label="Seguir Saludvidayamor.com en Pinterest!"]

Join The Discussion