Naturales

Fístula anal: todo lo que debes saber

La fístula anal es la formación de un canal anormal entre la piel del ano y el interior del intestino grueso. Por tanto, encontramos dos orificios en los extremos de esta conexión. Asimismo, podemos diferenciar entre distintos subtipos de fístula anal según la localización que presenten:

  • Extraesfintéricas: la fístula no atraviesa ningún esfínter.
  • Supraesfintéricas: aparecen por encima de esta región.
  • Interesfintéricas: atraviesa el esfínter interno.
  • Transesfintéricas: pasa por los dos esfínteres.

Los esfínteres son músculos con forma circular que abren y cierran ciertos conductos de nuestro organismo. Los encontramos tanto en el ano como en la pupila o la uretra.

Síntomas de la fístula anal

Por otra parte, los síntomas que presentan los pacientes de manera más frecuente son:

Dolor o molestia que varía en intensidad. Puede presentarse en la zona abdominal debido a los movimientos peristálticos o en la región anal. Esta molestia se acentúa cuando las lesiones están más cercas del ano y realizando ciertas acciones. Por ejemplo, estar sentado o ir al baño.

Irritación de la zona perianal. Como las fístulas conectan al tubo digestivo con el exterior, pueden liberarse mucosa anal y material fecal por sus extremos. Asimismo, pueden formarse acumulaciones de pus en esta región. Cuando estas sustancias se ponen en contacto con la piel sensible de la zona, se irrita y enrojece.

Fiebre alta. Se produce en los pacientes que presentan una infección de ese área

[pin_follow username="Saludvidayamorr" label="Seguir Saludvidayamor.com en Pinterest!"]

Join The Discussion