Dato curioso

La ciencia confirma que madrugar es malo para la salud

Alarma tras alarma para finalmente terminar levantándome dos horas después de la hora programada ¿te suena? Que fortuna no ser la única que padece de ese mal y es que definitivamente somos muchos a los que madrugar simplemente no se nos da. Pueden sonar cinco o más alarmes con el sonido más desquiciante pero eso definitivamente no hace que el sueño se marche, en fin, continúa así, porque a continuación te hablaremos de un estudio científico que será el pretexto perfecto para decir una y otra vez ¨cinco minutos más¨. Si quieres saber de qué se trata, continúa leyendo.

La Universidad de Westminster en Reino Unido, realizó un estudio para comprobar que madrugar no es benéfico para nuestra salud. Es verdad que posiblemente te rinda más el tiempo pero lo cierto es que también te provocará mayor estrés, dolores musculares, posiblemente migrañas, mal humor e incluso serás una persona más propensa al resfriado. 

Para este estudio fue necesaria la participación de 40 personas aproximadamente. A ellos se les tuvo que tomar una muestra de saliva ocho veces al día durante un total de 48 horas. Evidentemente las primeras muestras eran en el momento en que las personas se levantaban, arrojando así los resultados de que aquellos que se levantan antes de las 7:00 de la mañana, tenían el nivel de cortisol más elevado,cabe mencionar que el cortisol es la hormona relacionada con el estrés, además, ese nivel se mantenía durante todo el día e incluso aumentaba un poco más conforme pasaban las horas.

No conforme con sufrir estrés, también se detectó que estas personas padecían constantemente dolores de cabeza, sus relaciones sociales se miraban afectadas con frecuencia, tenían dolores musculares con regularidad y se resfriaban más fácilmente.

Dicho estudio estuvo a cargo de Angela Clow, aseguró haber disfrutado del estudio y la investigación pues fue un tema con el que muchos entran en conflicto, además de que es interesante y atractivo aportar datos sobre las bases fisiológicas de las diferencias entre las personas que madrugan y las que simplemente no pueden o quieren.

Es cierto que muchos relacionan el madrugar con el rendimiento no sólo mental sino en cuestión de realizar actividades, sin embargo, lo cierto es que se termina experimentando una serie de problemas que terminan desencadenando no solo el estrés sino también el mal humor e incluso con ello perdemos toda la energía, aun cuando hayamos descansado bien.

Por otro lado, aquellos que amamos nuestra cama y nos rehusamos a abandonarla temprano, mostramos un comportamiento menos ocupado, más despreocupado y relajado. Los expertos aseguran que no se trata de la cantidad de horas dormidas, sino del momento exacto en el que uno se despierta. ¿Tú qué opinas?

Sinceramente yo amo dormir y eso de madrugar simplemente no se me da, al menos que sea sumamente necesario y concuerdo con el estudio realizado, pues al despertarme más temprano siento rendir menos, mi humor es un poco pesado y el estrés se hace presente. Ahora ya tenemos el pretexto perfecto para no salir de nuestra cama temprano, ¿lo usarás?

[pin_follow username="Saludvidayamorr" label="Seguir Saludvidayamor.com en Pinterest!"]

Join The Discussion